Curbos y el baloncesto

Curbos y el baloncesto

Nutrición deportiva en baloncesto. El baloncesto es un deporte que se juega en equipo de 5 contra 5, de ritmo rápido, que combina sistema de energía anaeróbico (ya que es un deporte de grandes esfuerzos con alta intensidad) y aeróbico (la resistencia física es de gran importancia). Hay grandes diferencias físicas entre los distintos jugadores. Desde el jugador en posición base hasta el pívot hay grandes singularidades de estatura y peso, por ejemplo.

Un porcentaje de grasa corporal bajo permite mayor velocidad y poseer mayor porcentaje de masa muscular, algo esencial en un juego rápido y explosivo. Durante un partido de baloncesto, un jugador puede llegar a recorrer una distancia aproximada de 5 kilómetros. Es por esto que una suplementación deportiva de calidad puede ser altamente beneficiosa para un jugador de baloncesto. Existen una serie de remedios naturales que pueden beneficiar considerablemente el estado físico de un jugador de baloncesto:

Curcuma longa es una hierba de la medicina tradicional China con una larga historia de uso como tratamiento para las enfermedades inflamatorias en China y el sudeste asiático. La curcumina es un nutracéutico descubierto hace unos dos siglos por Vogel y Pelletier, científicos de la Universidad de Harvard, en los rizomas de Curcuma longa. La FDA (Food and Drug Administration) ha declarado la curcumina como un nutraceutico “generalmente considerado como seguro” (GRAS), ya que a pesar de que exhibe una amplia variedad de actividades farmacológicas, se ha demostrado que es bastante segura en humanos. Los estudios han demostrado la seguridad de la curcumina a dosis de hasta 12 g/día durante 3 meses. La curcumina (diferuloilmetano) es una molécula altamente pleiotrópica, que ya en 1949 se demostró que presentaba actividad antibacteriana. Desde entonces, se ha comprobado que este polifenol posee actividades anti-inflamatoria, hipoglucemiante, antioxidante, cicatrizante de heridas, además de las antimicrobianas. Extensos estudios preclínicos en las últimas tres décadas han indicado el potencial terapéutico de la curcumina contra una amplia gama de enfermedades humanas. Algunos estudios clínicos se han ocupado de la farmacocinética, seguridad y eficacia de este nutracéutico. Algunos efectos prometedores se han observado en pacientes con diversas enfermedades inflamatorias como el cáncer, la artritis, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, la enfermedad del intestino irritable, la pancreatitis, la úlcera gástrica, el vitiligo, la psoriasis, enfermedades cardiovasculares como el síndrome coronario agudo y la aterosclerosis, la diabetes y sus consecuencias, como la nefropatía diabética o la microangiopatía diabética, la nefritis lúpica, etc. La curcumina ha demostrado también protección contra las afecciones hepáticas, la exposición crónica al arsénico y la intoxicación por alcohol. Se han realizado muchos estudios en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) para evaluar el potencial de la curcumina como un anti-inflamatorio sin efectos secundarios significativos.

La piperina (piper nigrum) es un importante alcaloide vegetal obtenido de Piper nigrum L. y Piper longum L., ampliamente utilizado como condimento, especialmente en la India. En el campo farmacéutico, se sabe que la piperina posee actividad anti-inflamatoria, actividad antipirética, antifúngica, antidiarreica, antioxidante, antitiroidea, antimutagénica, antitumoral, antidepresiva, analgésica, hepatoprotectora, antihipertensiva, etc., y además, la piperina está validada científicamente como el primer promotor de la biodisponibilidad del mundo. Puede haber dos posibles mecanismos mediante los cuales la piperina actúa como biopotenciador: uno, promoviendo la rápida absorción de fármacos y nutracéuticos mediante cambios en la permeabilidad de las células epiteliales gastrointestinales; y dos, inhibiendo las enzimas metabólicas intestinales y hepáticas que participan en la biotransformación de fármacos y nutracéuticos. La piperina reduce la tasa de metabolismo de la curcumina y aumenta su absorción intestinal al aumentar el tiempo de residencia, alterar la dinámica de lípidos de membrana, así como alterar la conformación de las enzimas en el intestino. Por lo tanto la piperina ha demostrado ser un posible potenciador para aumentar la biodisponibilidad de fármacos hidrófobos como la curcumina.

Durante siglos, la Boswellia serrata se ha empleado tradicionalmente en la medicina popular para el tratamiento de diversas enfermedades inflamatorias tópicas y sistémicas. Los estudios en animales y ensayos clínicos piloto apoyan el potencial del extracto de Boswelia serrata (BSE) para el tratamiento de una variedad de enfermedades inflamatorias como la enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoide, osteoartritis y asma. Por otra parte, en 2002 la Agencia Europea del Medicamento ha clasificado al BSE como un “medicamento huérfano” para el tratamiento del edema cerebral peritumoral que acompaña al glioma. En la medicina ayurvédica tradicional de la India, el BSE se ha utilizado durante siglos para tratar enfermedades artríticas.

GP1 Nutrition ofrece un complemento nutricional natural llamado CURBOS: Complemento alimenticio a base de extracto seco de cúrcuma, boswellia y pimienta negra. Se trata de un producto apto para veganos totalmente natural pensado para deportistas con un alto desgaste físico gracias a sus propiedades antiinflamatorias entre otras.

CURBOS GP1 NUTRITION

Descripción

Complemento alimenticio a base de extracto seco de cúrcuma, boswellia y pimienta negra.

Ingredientes (por cápsula)

Cúrcuma longa (95% curcuminoides) 300 mg
Boswellia serrata (>65% ácidos boswellicos) 300 mg
Piper nigrum (95% piperina)  2 mg

Otros Ingredientes

Dióxido de sílice y estearato de magnesio.

Contenido del Envase

Bote de 90 cápsulas.

Modo de empleo/dosis recomendadas

Tomar una (1) o dos (2) cápsulas dos veces al día con un vaso de agua o bebida isotónica.

Propiedades

Cápsula vegetal.

Producto apto para veganos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle  publicidad relacionada  con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El  usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. 
  CONFIGURACIÓN DE COOKIES